Muchas más cosas florecen en primavera

¡Hola querida lectora, querido lector!

Mi mamá y yo hemos estado muy ocupadas este invierno. Entre darnos tiempo para descansar y disfrutar del clima fresco, algunos días con nieve y otros mejor de quedarse en casa, ahora sentimos que la primavera llega con nueva inspiración.

Para empezar, ¡gracias! a quienes nos visitarnos y nos conocieron en El Mercadito, ese día lo pasamos muy bien, bailamos, leímos, jugamos, y me cambiaron de ropa muchas veces. 

2015-12-19 12.43.59

Parece que, quien nos tomó la foto también estaba bailando… 😀

Además, varias copias de Valentina se fueron felices a jugar a casas nuevas, ¡ojalá nos cuenten sus aventuras!

¿Sabes qué viene para la primavera?

Para empezar, tendremos nuevos vestidos y hojas de actividades. También, Valentina tendrá compañía… ¿Quién será? Síguenos para descubrirlo.

Y por último, estamos arreglando las ligas de los archivos descargables para que puedas bajarlos más fácilmente desde este mismo sitio. ¿Te gusta la idea?

Síguenos, y si tienes algún comentario o idea, no dudes en dejarla aquí abajo en los comentarios.

Saludos,

Valentina.

Advertisements

Desde el congelador del mundo

Valentina y su tacita de...

Uff, sí, vaya que hace frío…

¡Hola! Sí, soy yo, Valentina. Hace mucho que no escribo, pero la verdad, no ha sido mi culpa. Yo he estado en la cabeza de mi mamá diciéndole: “Oye, ya dibújame, quiero contar esto, y esto y aquello”… y ella muy distraída por el mundo, abrazando por quincuagésima vez a toda la familia y amigos que vio durante el invierno en México.

Y es que allá así es un poco la vida, especialmente cuando vives lejos: Visitas y crees que tienes muchísimo tiempo. Pero empiezan las comidas familiares -y en diciembre, son incontables- contactar y quedarse de ver con la gente que uno espera y quiere ver -e inesperadamente, la lista se hace grande con la gente que quiere verte a ti- porque al final, los mejores regalos de la época decembrina en México, no son los suéteres, ni los libros, ni los chocolates… Son los minutos que convives con la gente que más te importa.

Pero bueno. Ya regresamos a este lado del planeta, que yo lo llamo “El congelador del mundo” (y pueden pensar en un sonido de película como de viento que sopla) porque aquí es como estar en el congelador… con la puerta cerrada. ¿Saben a que me refiero? A que, cuando abres la puerta del congelador o del refri se prende una lucecita para que veas lo que hay dentro, pero cuando la cierras… ¡La lucecita se apaga! Así que esta frío y oscuro. Entonces hay que ponerse mucha ropa para salir, un par de camisas, un suéter muy grueso, guantes, gorro, botas de nieve, mallas abajo de los pantalones, y hasta calentadores. A mi me da sueño todo el tiempo y sólo quiero beber cosas calientitas.

Por cierto, ¿Puedes adivinar qué me estoy bebiendo en esa taza que tengo entre las manos?

Mi mamá y yo estamos preparando una colección especial de ropa que usamos en Suecia durante el invierno. Estará diseñada para que puedas ponerme un par de prendas, o muchas a la vez, jeje… y le tomes foto a tu Valentina y nos cuentes por qué elegiste esas prendas. ¿Tal vez harás una excursión al Polo Norte? ¿Tal vez darás un paseo en el muelle congelado? ¿Tal vez sólo quieres meterte a la biblioteca a husmear libros? ¿O tal vez solo quieres estar en casa hibernando como oso? Tú nos contarás.

Mientras tanto, te tenemos un reto: Descarga, imprime y colorea el dibujito que hizo mi mamá de mi bebiendome algo calientito. Sube una foto a instagram con el hashtag #valentinasgarderob y cuéntanos… ¿qué está bebiendo Valentina? 

Saludos y feliz invierno,

Valentina

El valor de una blusa bordada

Hola Vale 1

¡Hola! Soy yo.

¡Hola! Soy yo, Valentina. Hoy te quiero compartir que, mi mamá, mi abuela y yo, coleccionamos blusas mexicanas bordadas. Son de diferentes partes de México, y aunque a veces puedes ver modelos similares, la verdad es que cuando comparas una con otra te puedes dar cuenta que ninguna es exactamente igual a la otra. Cada blusa tiene su propio encanto.

¿Has visto una de estas prendas? ¡Son fantásticas! A veces muestran animales pequeñitos o animales grandes. Con muchos colores, se bordan flores, pájaros, personas o figuras geométricas… A veces ves un color que ocupa un pedazo grande de la blusa, pero a veces son muchos puntitos, rayitas o tachecitos de hilo que forman una figura más grande. ¡Es fascinante!

A veces, cuando vas en el mercado en México -no importa en qué ciudad- puedes ver a las mujeres que están vendiendo su arte maravilloso. A veces están sentadas ahí en un lugar, bordando sus telas. Tienen a su alrededor todos esos hilos de muchos colores, que usarán de forma inesperada en su creación.

Puedes acercarte y mirar un rato. Y después de un momento, le puedes preguntar: “¿Cuánto cuesta?” Y ella te responderá: “120 pesos. Pero si quieres, me puedes dar solamente 100”.

¿Queeeeeé?

Así que mi abuela siempre dice que no, que su arte es perfecto y valioso, y que no debería costar mucho menos. Así que si tiene posibilidad, paga MÁS de 120 pesos.

Cada blusa tiene una historia, así como cada mujer que borda y cose para sostener a su familia. El tiempo y el arte que dedican a su trabajo ¡es invaluable! Ellas aprendieron su habilidad de sus madres y abuelas, así que es hermoso ver una tradición viva.

En la colección de hoy te presento tres de nuestras blusas favoritas: La blanca con pajaritos de Oaxaca, la de muchas telas de colores de Tepoztlán y la negra con Tenangos (animales grandes) de Puebla. También unos shorts y una falda para combinarlas. El vestidito extra es una inspiración de los bordados de punto de cruz que se hacen en Michoacán.

¡Es hora de jugar!

Ligas:

Valentina GRATIS

Primera colección GRATIS

Vestido de flores y pájaros: 2

Cada archivo tiene sus instrucciones.

Que te diviertas,

Valentina.

Vad är värd en handgjorda blus

Hej! Det är jag, Valentina. I dag ska jag berätta om vår blusar samlingen.

Hola Vale 1

Hej! Det är jag!

Min mamma, hennes mamma och jag samlar mexikanska blusar. De kommer från olika del av Mexico, och även att man kan hitta några liknande modeller eller mönster sanningen är att inga är precis samma som andra. Varje blus har sin egen charm!

Har du sett en sån? De ar fantastiska! Ibland visar de små djur eller stor djur. Med många färger kan man se blommor, fåglar, personer, geometriska figurer… ibland ser man en tjock färg som tar hela ytan, ibland är det bara massa små linjer, prickar eller kryssar som formar en större figur. Det är helt fascinerande!

Ibland när man går genom en mexikansk marknad -det spelar ingen roll vilken stad – man kan se kvinnorna som säljer deras fantastiska hantverk. Ibland kan man se de som faktiskt sitter på plats och broderar deras tyger. De har med de alla dessa olika färg trådar som ska användas på ett oväntat sätt.

Man kan komma lite närmare och titta en stund och efter några minuter kan man fråga: -Hur mycket kostar det? Och hon kan svara: -120 pesos. Men om du vill kan du betala 100 pesos.

Vaaaad???

Så min mormor brukar att säga till de att deras hantverk är perfekt och att det skulle inte kosta mindre. Om hon har möjlighet betalar hon MER än 120 pesos.

Varje blus har en historia, precis som varje kvinna som syr och broderar för att försörja sin familj. Tiden och konsten som de ägnar till jobbet är ovärderlig! De lärde hantverket av deras mödrar och mormödrar så är det häftigt att se en levande tradition.

På i dags samlingen presenterar vi tre av våra favorita blusar: Den vit blus med pytte lite fåglar, från Oaxaca (en stad i södra Mexico), den som har många delar of tiger från Tepoztlán (en häftig by söder till Mexico city) och den svarta med “Tenangos” (så kallar man de stora figurer som djur och blommor) från Puebla (en stad öster till Mexico city). Extra klänningen är min mammas egen design inspireras av korsstygn som är vanlig till delstat Michoacán (västra Mexico).

Det är dags att leka!

Länkar (Klicka och ladda ner) :

Valentina GRATIS
Första samling GRATIS
Klänning med blommor och fåglar 2€

Instruktioner finns på varje fil.

Ha det roligt,

Valentina.